lunes, 3 de diciembre de 2018

Ave, Flynt



La visión de Milos Forman de la sociedad norteamericana nunca fue contemplativa, pero tampoco realmente pugnante. Con Hair (1979), el director de origen checo llevó a imágenes el desconsuelo juvenil de la era Viet Nam y el movimiento hippie; si bien, de forma más o menos velada a la larga propinaba un espaldarazo a la “libertad” de las drogas y a otros fenómenos del espectro social de los Estados Unidos, su patria adoptiva.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...